La verdad prohibida sobre Galletas De Coco Caseras Revelada por un Professional

Contenido

galletas de coco caseras

Ponemos en el horno en horno precalentado a 160º a lo largo de 20 minutos precisamente. Hacemos bolas de unos 20 gramos y las vamos colocando en una bandeja de horno cubierta con papel de hornear. Sacamos del horno y quitamos las galletas con mucho precaución (ojo que estarán blandas) para dejarlas enfriar sobre una rejilla.

Si en vuestra casa tampoco hay consenso, esta receta de galletas de coco es especial, ya que de la misma masa pueden salir pastas que crujan o con un interior despacio y tierno. ¿Quién no tiene en casa galletas, mantequilla y azúcar? Unos ingredientes primordiales muy comunes con los que podemos hacernos una merienda de rechupete. Una merienda increíble. Galletas de cocoAromáticas, crujientes y exquisitas. Estas galletas de coco hogareñas te conquistarán en cuando las pruebes.

Las Mejores Recetas

Recordad que no hay que colocarlos muy juntos, en tanto que a lo largo de la cocción estos se expanden consiguiendo la forma final de galleta, y podrían pegarse entre sí. Primero batiremos los huevos enérgicamente adjuntado con el azúcar hasta conseguir una masa blancuzca. En un bol tiraremos un vaso de leche templada en el cual bañaremos las galletas rellenas de mantequilla durante unos 10/15 segundos. Dejaremos escurrir.

  • Taparemos con un paño de cocina.
  • Para que no se peguen puedes cubrir la bandeja con papel de horno o aceitar la área con algo de mantequilla.

Leer mas sobre software tintorerias aqui.

De pequeña mi abuela siempre y en todo momento tenía una caja de galletas surtidas en casa, y las de coco y chocolate siempre eran las primeras que volaban. Por eso, no hay nada mejor que no tener que elegir entre muchas, sino más bien tener un buen surtido de galletas de coco y chocolate para disfrutarlas cualquier ocasión. Con la masa estirada, cortamos las galletas y las vamos poniendo en una bandeja de horno con un papel vegetal. Así mismo, las galletas no se pegarán a la bandeja. Empezamos fundiendo la mantequilla en el microondas. Hay que ir poniendo de pocos segundos en pocos segundos, por el hecho de que si la calentamos bastante, la estropearemos.

galletas de coco caseras

No sé porque, me acordé de las galletas con mantequilla que nos preparaba mi abuela. Vamos a empezar por el relleno. En un tazón bate la crema líquida hasta el momento en que monte.

Leer mas sobre loscortesdecabello.com aqui.

La volcamos en una área plana con harina es polvoreada y la rematamos a mano. Si se pega a las manos, debemos ir poniendo harina de a poco y proseguir amasando hasta el momento en que ya no se pegue. Hacemos lo mismo que en el paso anterior y en que tengamos la mezcla uniforme, añadimos el coco. Lo integramos y añadimos la harina, que asimismo debemos mezclar.

Cuando esté en su punto, poner la mantequilla en un cuenco grande con los dos tipos de azúcar y batir con batidora de varillas, hasta tener una combinación esponjosa. La clave no es otra que el tiempo de horneado. Eso sí, prohibido distanciarse mucho de la puerta del horno, hay que vigilarlas todo el tiempo para dar con el punto.

Cogemos una pequeña porción de la masa y apretamos firmemente cerrando la mano a fin de que quede lo más compacta posible. Veréis que es una masa bastante pegajosa y “suelta”, se derrumba con facilidad y, por esta razón, deberemos prensar muy bien al ofrecer forma a la galleta . Formaremos las galletas dándoles forma de bola y las vamos a ir colocando sobre un papel sulfurizado, aceitado tenuemente con aceite. Dejad un espacio entre las bolitas por el hecho de que al hornearlas se expandirán un tanto y no queremos que se queden pegadas unas a otras.

Lea mas sobre desarrollosdesoftware aqui.

galletas de coco caseras

Batimos un poco la yema que habíamos reservado y la incorporamos a la mezcla de ingredientes que tenemos. Ya solo nos queda añadir un par de cucharadas colmadas de harina, tamizándola antes a fin de que se mezcle lo más homogéneamente viable y sin formar grumos. Con la clara montada, vamos incorporando de a poco el azúcar y quitando poco a poco con movimientos envolventes para evitar que se baje mucho la clara. Cuando el azúcar esté bien integrado, repetimos el desarrollo con el coco.

galletas de coco caseras