Vida , Muerte y Galletas Con Harina De Maiz

galletas con harina de maiz

La verdad es que en esta ocasión las cantidades estaban más visibles. Para mí el inconveniente residía en no especificar si la harina de maíz era la habitual o la refinada. En mi caso opté por la refinada y la masa era muy líquida, pero en los moldes han quedado bien.

Ahora se encarga nuestro robot de cocina de machacar los cereales y de mezclarlo todo. Vamos añadiendo la harina de maíz mientras mezclamos con una espátula para no darle calor a la mezcla, hasta el momento en que consigamos una textura similar a la masa quebrada con la que poder trabajar. En la elaboración de estas ricas galletas de maíz y chocolate hemos usado elementos sin gluten. Ojo, es importante que os aseguréis de que los elementos que vais a usar en la elaboración de esta receta están libres de gluten.

Galletas Caseras De Harina De Maíz Y Corn Flakes, Sin Gluten

Añadir la mezcla de harinas que teníamos reservada, poco a poco, a cucharadas, y sin dejar de batir hasta integrar y que se forme una mezcla que se pega y compacta. En un cuenco pequeño batir tanto el huevo como la yema del otro que teníamos apartada, y añadir a la mezcla y batir hasta integrar. , con un irreprimible toque crujiente gracias al maíz y el maravilloso gusto de la almendra, y además ¡sin gluten!

galletas con harina de maiz

Finalmente se añade la harina de maíz. Amasar hasta hallar una masa uniforme. Precalentamos el horno unos 10 minutos a 180º, hasta entonces, extendemos la masa y vamos cortando las galletas al gusto. Ojo a los elementos por el hecho de que uno de ellos es harina de maíz. Me refiero a la que utilizábamos para llevar a cabo la polenta, no la que se conoce como Maizena. La harina de maíz está ahora de forma fácil en los tiendas y es útil incluso para los rebozados.

Almejas En Salsa Verde, Receta Clásica

Leer mas sobre aqui.

galletas con harina de maiz

galletas con harina de maiz

Horneaen una bandeja forrada con papel de horno, a lo largo de minutos. Arroja el azúcar, el huevo, la vainilla y el aceite, mezcla 30 seg/ vel 4. En el momento en que tengamos una bandeja llena, la metemos en el horno y horneamos a 180º C, a lo largo de 15 minutos o hasta el momento en que las galletas adquieran un tono sutilmente dorado. Horneamos las galletas por tandas, metiendo solo una bandeja cada vez. Añadimos al cuenco, poco a poco, el azúcar glas mientras vamos mezclando a fin de que este se vaya incorporando a la mantequilla. En un bowl pequeño combinamos los elementos líquidos, la leche, los huevos revueltos, y la manteca fundida pero no caliente.

Finalmente vamos agregando en tres o cuatro veces las harinas y la canela hasta conformar una masa homogénea que no se pegue a las manos. En el momento en que estén bien mezclados y tengamos una mezcla homogénea, agregamos el huevo y seguimos batiendo hasta que esté totalmente incorporado en la mezcla. Batimos la mantequilla, a temperatura ambiente, junto con el azúcar. Sacar de manera cuidadosa del horno, y usando una espátula para galletas pasarlas a una rejilla enfriadora a fin de que se endurezcan un poco, pues al salir del horno van a estar todavía un poco blandas. Hay que tener particular precaución en no hornearlas en demasía para evitar que se tuesten. No tengas miedo de abrir y cerrar el horno para comprobar las veces que realice falta, ya que no es un bizcocho y no pasa nada.

Leer mas sobre salmosdeamor.com aqui.

Retiramos el cuenco de la nevera y comenzamos a formar las galletas. Con una cuchara, vamos cogiendo pequeñas proporciones de masa. Formamos una bola, la ponemos sobre una bandeja de horno, forrada con papel vegetal, y la aplastamos con la mano. Tenemos la posibilidad de dejar las galletas de este modo o utilizar un cortapastas para proporcionarles la manera que deseemos. Vistas aquí me parecen divinas, yo me decantaría más por las pequeñas y con harina blanca gallega, un sabor más suave que la de harina de maíz integral. Canal de Youtube, en el puedes ver un buen número de vídeos con recetas de cocina, suscríbete y recibe las novedades al momento.

Para estas galletas, decidimos ponerles bolitas de chocolate de colores, si bien les podíamos añadir unas chispas o fideos de chocolate, frutos secos… Se hacen en un momento y están exquisitas, esperamos que les gusten. Pintarlas con el huevo batido restante y hornear a 180º hasta que empiecen a dorarse, aproximadamente unos minutos dependiendo el espesor. Ponerlas separadas unas de otras sobre una placa de horno aceitada o forrada con papel vegetal. Extender la masa con el rodillo sobre la mesa de trabajo tenuemente rebozada de harina y dar forma a las galletas con asistencia de un cortapastas o moldes para galletas. Con un cortapastas de la forma que deseamos (el mío era redondo) ofrecemos forma a las galletas. Las vamos colocando sobre la bandeja que hemos listo al comienzo.

Si, es una receta simple Isabel. Cambia un tanto la sensacion que te da la masa, al no llevar harina de trigo no es nada elastica. A mi la primera oportunidad que la hice me dio la sensación de que no iba a salir bien pero si, y riquísima. Me sorprendio bastante para bien.

  • Haz bolitas más o menos del mismo tamaño, puedes ayudarte con un servidor de helado y deja un espacio entre cada galleta, en tanto que crecen un tanto.
  • Ojo a los elementos pues uno es harina de maíz.

Lea mas sobre softwaregestiondealmacen aqui.

galletas con harina de maiz